Unidad Nacional: Carpinterías económicas, legislativas…

El presidente electo reiteró su llamado a la Unidad Nacional para combatir la pandemia y sus consecuencias. Adicionalmente, como complementando este llamamiento, el próximo ministro de Salud introdujo el componente comunitario en la acción sanitaria. El próximo gobierno tendrá que obtener del Congreso aprobación de leyes para estos y otros fines relacionadas con sus propuestas de campaña.

Estas realidades habrán de caracterizar el próximo gobierno, desafiado a arrancar en 20 días, requiriéndose para ello de una eficaz y eficiente carpintería.
La reiteración del presidente electo se produjo durante su visita al Centro de Monitoreo (C51) del Ministerio de Defensa. Generó el principal titular del periódico El Día 22/07/2020, destacando su llamado “para enfrentar la crisis sanitaria y económica”. Fue una reiteración coherente con su exigencia al presidente Medina formulada el pasado mes de marzo.

Al hacerse eco de este llamado, el próximo ministro de Salud añadió el ingrediente de “la participación de la comunidad y líderes comunitarios”; significativo elemento ausente en el accionar sanitario presente.

La carpintería sanitaria está diseñada, bastando ponerla en ejecución a través del Consejo Nacional instituido por ley 42-01 General de Salud. Concebido, artículo 15, como expresión de cogestión y concertación en la “formulación de la política de salud, su seguimiento y evaluación”.

Integra entre sus miembros el CMD, asociaciones de establecimientos privados, la LMD a través de la cual se pueden canalizar los ayuntamientos para enlazar movimientos comunitarios y “organizaciones no gubernamentales del área de la salud debidamente acreditadas” (art.17.12).
Incluso el párrafo II de dicho artículo faculta a este Consejo Nacional de Salud a consultar: “distintas religiones, universidades que formen recursos humanos para la salud…organizaciones comunitarias y no gubernamentales…. entidades de beneficencia y patronatos… entidades de servicios públicos y no lucrativos, asociaciones de igualas médicas, industrias farmacéuticas…organizaciones populares, asociaciones de vecinos, organizaciones de usuarios o pacientes, empresas fabricantes e importadoras de equipos o insumos médicos…”.

El mecanismo para la carpintería económica estaría previsto si se proporciona funcionamiento continuo y permanente al Consejo Económico y Social creado constitucionalmente (art.210)como órgano de concertación, “consultivo al Poder Ejecutivo en materia económica, social y laboral” conforme consigna la ley 142-15.

Aun cuando el PRM resultó el más favorecido en el Congreso, tendrá que recurrir a pactos para aprobar proyectos de leyes: Sus 89 diputados, 47% de la matrícula, resultan insuficientes. Sus 18 senadores no bastan para obtener mayoría calificada que requieren algunas leyes.
Faltaría pues diseñar la carpintería para obtener en forma expedita aprobaciones legislativas, pudiendo requerirse previamente concertación partidaria, para así arrancar satisfactoriamente, a partir del 16A, la Unidad Nacional aspirada por el Presidente electo.

Comparte en tus redes