Sobre el discurso del Presidente pronunciado el 27/02/2021 ante las Cámaras Legislativas

Cumpliendo el mandato constitucional de rendir cuentas y enviar un mensaje a la nación, el Presidente Abinader compareció este 27/02/2021 ante las cámaras legislativas reunidas en el salón de la Asamblea Nacional.

Predominó el mensaje a la nación sobre la rendición de cuentas.

Para el mensaje a la nación, el Presidente Abinader puso sus oídos en el corazón del pueblo. Dijo mucho de lo que el pueblo quería oír: revisión de ley de hidrocarburos, del sistema de seguridad social, etc.; y anunció ambiciosos proyectos que requieren de una asombrosa capacidad de ejecución de su gobierno.

Sobre este punto, es evidente que la velocidad y sintonía de la administración del Presidente Abinader dista mucho de las intenciones manifestadas por este.

Prueba de ello es que de seguir la tendencia observada en la ejecución presupuestaria en lo que va del presente año, el gobierno sólo llegaría a ejecutar, en todo el año, el 15% de las obras consignadas en el Presupuesto del 2021.

Esto así puesto que durante los primeros 52 días del año, según consta en el portal electrónico de DIGEPRES, solo se ha invertido en obras 607 millones de RD$; monto que anualizado significaría 7 300 millones de RD$ que comparado con los RD$ 47,195 presupuestados millones equivalen al citado 15%.

Estamos pues ante una administración gubernamental estancada en comparación con la velocidad que le quiere imprimir el Presidente Abinader; situación que requiere la máxima atención de las supremas autoridades de la nación so pena de ser víctima del empantanamiento burocrático.

Otro aspecto que tiene que ver con la capacidad de ejecución del gobierno se refiera al financiamiento público de lo programado más lo anunciado en el mensaje del el Presidente Abinader.

Durante los primeros 52 días del año 2021, el gobierno sigue consumiendo en cargas fijas mucho más de los ingresos que percibe.

Habiendo recibido 100.4 mil millones de RD$, ha gastado en cargas fijas 106.7 mil millones de RD$; es decir tuvo que tomar del dinero recibido en préstamos 6.3 mil millones de RD$ para cubrir sus cargas fijas.

Estas cargas fijas representan con relación a los ingresos percibidos:

* 42.7% gastados en subsidios y transferencias corrientes
* 29.1% gastados en remuneraciones burocráticas
* 27.6% gastados en amortización e intereses de la deuda

Solo estas tres partidas consumieron la totalidad de los ingresos del gobierno por lo que las contrataciones de servicios, materiales y suministros, mobiliario y construcciones de obras debieron ser pagadas con recursos provenientes de endeudamiento.

Con esa estructura de gastos, no es posible imprimirle al país el ritmo de desarrollo que aspira el Presidente Abinader.

De nada valen las buenas intenciones del Presidente Abinader si su administración gubernamental carece de recursos y capacidad gerencial para ejecutar los proyectos presupuestados y los derivados del mensaje presidencial escuchado el 27/02/2021.

Urge emplearse a fondo para superar ambos obstáculos

Compartir