Sobre el aumento de la tasa de interés al 3.5%.

El aumento de la tasa de interés de 0.5% dispuesta por el Banco Central, es una buena medida coyuntural para contener las amenazas inflacionarias internacionales de origen interno y externo.
Esta disposición tiende a estimular el ahorro en momentos de mucha tentación para aumentar el consumo por la mayor circulación de dinero provocada por los bonos navideños y ante las tentaciones para comprar por las propagandas comerciales como las del “Black Friday”.
Por eso, y porque la estimulación del ahorro también frena la inversión, es que insistimos en el caracter coyuntural del aumento de la tasa de interés.
Con esta disposición, el Banco Central detiene y revierte la tendencia que venía implementando de reducción progresiva de la tasa de interés; precisamente para alentar la producción.
Si bien el aumento de la tasa interés dispuesta por el Banco Central puede inducir a las entidades financieras a aumentar la tasa de interés de los prestamos vigentes, la SUPERINTENDENCIA DE BANCOS debería esmerarse en vigilar y evaluar si cuando se reducía la tasa dichas entidades lo reflejaban en los prestamos vigentes.
No sería justo que las entidades financieras aumentaran ahora las tasas de interés de sus préstamos cuando no la reducían cuando se redujo al 3% en agosto 2020
Abrigamos la esperanza que una vez disipadas las presiones inflacionarias y transcurridos el presente período de expansión comercial, el Banco Central retome la tendencia de mantener o reducir la tasa de interés
Sin embargo, no resulto ocioso insistir en advertir que el principal distorsionador del mercado financiero lo constituye el gobierno al seguir captando dinero para cubrir sus déficits a tasas de interés que supera con creces las tasas básicas establecidas por el Banco Central.
Como referencia, bastaría citar que la última subasta registrada en el portal de la Dirección de Crédito Público del Ministerio de Hacienda correspondiendo al mes de Abril, el rendimiento de los bonos adquiridos superó el 8.4% casi el triple dela tasa de política monetaria establecida por el Banco Central se mantenía en 3%.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba