Reflexión obligada: superar incertidumbre político-electoral

Esta semana de asueto debe servir para reflexionar sobre cómo superar las incertidumbres electorales que penden sobre nuestro sistema político, especialmente ante la posibilidad de que hayan sido deliberadamente provocadas para asestarle un golpe mortal a nuestra democracia.
Resultaron finalmente tardías las aprobaciones de las leyes electorales y de partidos cargadas de plazos conminatorios y complicados contenidos que están haciendo recordar la máxima jurídica: “Nadie está obligado a lo imposible”; recordatorio potencialmente peligroso, pues justifica incumplimientos de leyes e inspira decisiones administrativas propiciadoras de componendas.

Los partidos políticos abonan estas incertidumbres. Solo 4 acogieron primarias. Ya dos se plumearon: PRD y Alianza País. El PLD retozó con primarias semiabiertas, figura no prevista en las leyes, para superar discrepancias internas. El PRM celebrará procedimientos diferenciados susceptibles de confusiones.

Los partidos que no optaron por primarias formulan exigencias que no son debida y oportunamente obtemperadas por la JCE, quedando tentados al relajamiento de normativas aprobadas.
Quejas y reservas se han escuchado de máximos funcionarios electorales: complejidad del proceso instituido por agregaciones de jurisdicciones electorales, más funcionarios a elegirse, 4 elecciones en poco tiempo, falta de recursos, repercusiones de arrastres electorales, etc.

La propia JCE abona la complejidad que se queja al automatizar el voto en medio de temores sobre confusión de electores votando 4 veces, posibles fallas eléctricas, indiscrecionalidad del voto.

El TSE acaba de resolutar contra PRD afectando su concurrencia electoral y provocando rasgado de vestiduras en legisladores PLDistas, protegiendo a su aliado, mediante interpelaciones. El PRD anuncia recurrencia al TC cuando éste tribunal tiene 8 impugnaciones pendientes a la ley de partidos, habiendo fallado solo una; paso de tortuga susceptible de especulaciones a 13 meses elecciones presidenciales.

Se debate modificación constitucional para permitir repostulación presidencial. Pudiera incluir reunificación de elecciones municipales, varias veces separadas, luego refundidas. Opositores argumentan necesidad de referéndum para validar reforma constitucional. No estando vigente ley al respecto su introducción agregaría nueva legislación y un quinto sufragio: referéndum, primarias, municipales y dos vueltas presidenciales.

¿Torre de Babel o el pandemónium que en julio/2017 calificara el presidente JCE?: https://elnacional.com.do/el-pandemonium/
Adicionalmente, los plazos corren: Las elecciones serán 17/05/2020. Los candidatos han de estar inscritos en el partido que los postule un año antes, es decir en 34 días. Vencido ese plazo no podrá postularse por partido diferente al que hoy milita.
Estos plazos están siendo administrados por el gobierno para acorralar su opositor interno y colocarlo en la disyuntiva de postularse por otro partido o competir contra quien una vez argumentó que el Estado lo venció.

Ojalá que esta semana encontremos vías para superar estas incertidumbres. Si no las encontramos, pidámosle a Dios “que nos agarre confesados” por las eventuales consecuencias que acarrearían a nuestra democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *