Preparación para contingencia de crisis

Se otea crisis internacional por guerra en Ucrania que agrava desestabilización en abastecimiento y precios de combustibles que venía observándose, como en otros productos, al reactivarse demanda frente actitud reservada de productores tras descomprimirse economía postpandemia.

Y nacional, importando inflación dentro administración fiscal graciosa y desarticulada, ante desaliento productivo y ciudadanos aumentando exigencias.

Productos importados, combustibles incluidos, venían encareciéndose al reactivarse demanda colapsada durante pandemia frente a productores temerosos, aumentando tímidamente ofertas. Y por alteración de logística de transportación.

El cruce por Ucrania de oleoductos rusos suplidores de combustibles a Europa, amenaza magnificar desestabilización del mercado de combustibles; encaminándose petróleo, arrastrando otros, hacia US$100/barril.

Las repercusiones domésticas se sienten: incrementan progresivamente precios de combustibles y electricidad, repercutiendo en los demás productos; frente a ciudadanos que comienzan a dar notaciones violentas al reclamar cumplimiento de promesas políticas.

La graciosa y desarticulada administración fiscal-gubernamental impide disponer capacidad de maniobra para evitar que esta contingencia derive en crisis.

Administración graciosa por consumir en gastos corrientes 2% por encima de recaudaciones y 13% para cubrir cargas fijas (sumadas amortizaciones). Y desarticulada al invertir en último trimestre.2021:33% más de lo invertido en los tres trimestres anteriores.

Prepararse para contingencia de crisis previsible aconseja sembrar amplia e intensamente productos de ciclo corto y consumo masivo, priorizar inversiones en infraestructura agrícola y rural, sustituir subsidios a consumidores para subsidiar productores, reasumir rol de comprar productos a precios rentables para venderlos a precios justos.

Para no multiplicar ni magnificar inflación, requiérase congelar impuestos y márgenes de comercialización a combustibles. Y dispensar tributos a productos importados, transitoriamente, hasta que maduren acciones citadas.

Lo anterior no es posible con la fiscalidad presente. Requiérase prepararla para contener y/o mitigar contingencia de crisis: reorientando gastos y sacrificando tributos.

Para fomentar amplia e intensamente agropecuaria coadyuvaría, aprovechando experiencias de la exitosísima participación dominicana en Feria internacional turística (FITUR), una Feria Nacional en la que productores expongan dificultades a superar para maximizar potencialidades productivas.

Compartir
Ir arriba