Irrespeto estatal que degrada democracia

El Estado Dominicano se auto-irrespeta, pierde solemnidad y majestuosidad, con lo acaecido dentro del CNM; degradando la democracia puesto que pierde capacidad de infundir respeto, imprescindible para ejercer autoridad e imponer orden en libertad. Un respeto responsabilidad de gobernantes y opositores.
La rueda de prensa del pasado 11/03/2019 fue concebida para que el procurador se disculpara por el agravio infligido contra la presidenta de la Cámara Penal de la SCJ; agravios que reiteró y removió al “disculparse”.
Desconocemos si el CNM sesionó previamente, si conoció el texto de “disculpa”, si decidió disculparse colectivamente del agravio individual del procurador, al cinco de sus miembros acompañar al agraviante y si designó quiénes debían ser los acompañantes.
El CNM es un órgano constitucional (art.197) integrado por autoridades y opositores con funciones exclusivas de designar jueces-SCJ, TC y TSE-y evaluar desempeño de jueces de la SCJ. No está en sus funciones convertirse en tribunal, aún de alzada, para juzgar comportamientos; competencia de otras instancias judiciales. Se auto-dictó, además, su propio reglamento.
Tanto las competencias constitucionales como reglamentarias fueron violadas. Las constitucionales al tratar temas competencias de otras instancias. Las reglamentarias al omitir procesos de indagaciones y recusaciones que había auto-reglamentado.
El procurador es el único funcionario del CNM designado por el Presidente de la República, a su vez presidente del Consejo. El Presidente nunca llamó al orden durante los agravios del procurador a las violaciones constitucionales y reglamentarias, dejando la sensación de que el agraviante no actuó por cuenta propia, sino en connivencia con quien lo designó.
Ante estas consideraciones ¿Qué razones pudieron haber habido para que el Procurador se hiciera acompañar de cinco miembros del CNM, por demás, más revestidos de legitimidad que él, por ser elegidos por voto popular o representando organismos colegiados? ¿Por qué tenían que acompañarlo para disculparse de un agravio infligido individualmente por él o en complicidad con el Presidente?
Como los acompañantes de una rueda de prensa sirven para endosar, soportar moral o profesionalmente, al protagonista de la misma ¿Porqué tuvieron representantes de la oposición que hacerle corro a lo que constituyó una emboscada gubernamental para neutralizar el oprobio, infamia y crueldad de un designado presidencial?
Una complicidad que no quedó subsanada con el retiro de opositores de la rueda de prensa, acción subestimada por los presentes en el salón Orlando Martínez. Y por la opinión pública.
El CNM se ha irrespetado al proceder como lo ha hecho. Ha violado sus predicamentos constitucionales y reglamentarios. Se ha dejado instrumentar por el gobierno siendo órgano constitucional integrado por elegidos. Ha dado mal ejemplo de solemnidad y majestuosidad estatales, degradando nuestra democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *