FIDEICOMISOS DE LAS APP PARA LAS EDES: ¿NUEVA MODALIDAD DE CAPITALIZACIÓN DE LAS EMPRESAS PUBLICAS?

Cualquiera diría que los fideicomisos propiciados por las Alianzas Público Privadas, que está constituyendo el sello distintivo del accionar del gobierno, terminarán siendo lo mismo que la capitalización de las empresas publicas implantada por el gobierno del PLD durante finales de los 90s.
Esto se deduce de la entrevista concedida por el director de la DGAPP al Listin Diario (Las Edes serán gestionadas por el sector privado | Listín Diario (listindiario.com) donde aclaró “que no se trata de privatizar las EDES, sino de capitalizarlas”
En consecuencia, no se trata pues de un CAMBIO, sino de una reedición de un proceso cuyos resultados fueron cuestionados incluso sus propios promotores. (ver: La capitalización: una reforma que todavía no logra sus objetivos (diariolibre.com)
Decimos reedición puesto que después de capitalizarse la distribución del servicio eléctrico a finales de los 90s sobre la base de una supuesta inversión de US$700 millones que dejaron mucho que desear (y todavía dejan), y de re-estatizarse a partir del Acuerdo de Madrid durante la gestión PRDista 2000-2004 cuando los capitalizadores que “invirtieron” vendieron sus acciones al Estado; ahora se proclama que el sector privado volvería a capitalizar las EDES.
Citamos al respecto al director de las APP, “el sector privado se encargará…de ejecutar un plan de inversión que conllevará cerca de US$1,600 millones en los próximos…años”. Se trataría ahora, de invertir mas del doble de los US$700 millones que los capitalizadores dijeron que invertirían a finales de los 90s.
Recordando éste experiencia, y Punta Catalina, tal pareciera que el sector eléctrico se esta prestando a realizar operaciones multimillonarias, muchas de las cuales han sido de dudosos resultados, eficacia y eficiencia.
La propia DGAPP así lo reconoce: “las pérdidas en las distribuidoras no bajan, porque no hay una gestión eficiente” afirmó su director al enfatizar los millones que actualmente se destinan a las Edes, el Estado podrá “invertirlos en la construcción de otras obras”; exactamente lo mismo que se argumentaba para la capitalización durante los 90s.
Al efecto recordamos el discurso pronunciado por el Presidente de la Republica por el PLD en el Ingenio Consuelo proclamando esto mismo. Hoy dicho ingenio ha desaparecido y sus equipamientos y maquinaras vendidas como chatarras
Con estas observaciones no pretendemos rechazar la privatización ni a los fideicomisos.
Pretendemos que se cuenten con ellos no como el sello distintivo de gobierno sino como un recurso complementario, no sustitutivo del accionar de la esfera pública, como testimonia el presente gobierno al invertir menos de la mitad presupuestado faltando solo un mes para terminar el año.
Y que se recurra a ellos solo para proyectos nuevos. O como diría el Dr. Enmanuel Esquea “jamás para proyectos en actividad y mucho menos con subsidios”
El presente gobierno PRMista debería cuidarse de marcar la diferencia en la administración gubernamental post reformismo balaguerista en lo referente a la preservación del patrimonio público.
Y evite esa especie de saqueo que quedó estigmatizada la capitalización de las empresas públicas eléctricas llevada a cabo durante el primer gobierno del PLD.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba