Economista Guillermo Carám califica de cambio cosmético primer año de gobierno

Santo Domingo.- El economista Guillermo Carám, aseguró que el gobierno de Luís Abinader en su primer año ha “dibujado” un “cambio cosmético e imperceptible y en ocasiones que retrocede, se aleja y disipa la implementación del cambio sustancial que necesita el país.

Caram, al ser consultado por Diario Hispaniola expresa que el país espera una mejoría de la calidad del gasto público, sin embargo “los gastos corrientes (burocracia, subsidios e intereses) siguen consumiendo 91% de recaudaciones”.
A su juicio se han incumplido las medidas de austeridad que varias veces han sido anunciadas: “al 6 de agosto de este año, cifras de DIGEPRES reportan que cada día del 2021 se está gastando 54% más que 2020”.

Se esperaba simplificar el sistema tributario para reducir la informalidad económica que ya alcanza el 58%, mientras el gobierno rehúye y teme a una reforma fiscal.

En ese contexto, el costo de la vida ha subido un 8%, mientras el “sistema de precios de combustibles sigue sin reformarse. Se aplica la misma fórmula de siempre y, aunque el gobierno anuncia congelación, los precios siguen subiendo”.

No obstante, el exgobernador del Banco Central celebra que el gobierno haya llegado a su primer año superando las expectativas de sectores que habían apostado a que se agotaría siguiendo la experiencia del gobierno del profesor Juan Bosch en 1963.

“Reconocemos el respeto del gobierno a los procedimientos para la selección de los titulares de organismos constitucionales del Estado, de jueces y funcionarios”, pero “nos preocupa la tendencia a concentrar en Palacio y en la Presidencia de la República actividades que son de competencia de ministerios e instituciones públicas, abonando una centralización que pensábamos que se corregiría”, agrega Carám.

Carám aboga por que se estimule la producción para contener el incremento del costo de la vida, lo que a la vez genera puestos de trabajo. De igual forma que se aumente la competitividad de la economía, “sometiendo a la competencia sectores clave como la energía, combustibles y transportes”.

De igual forma que se cumpla con la reforma de la administración pública que ha dispuesto el propio gobierno, cerrando o fusionando organismos, en lugar de seguir creando nuevos.

Compartir