¿Distrayendo las urgencias?

Independientemente de la importancia de reformar la Constitución, planteada por el Gobierno en reunión del CES celebrada en el MIREX, el debate que generará puede distraer la atención para abordar soluciones a NUESTRAS urgencias socioeconómicas que esperábamos sometería el presidente Abinader.

A menos que se adopten providencias como la que interpretamos, el debate constitucional desviará la atención para abordar urgencias de: (1) Salud más allá de vacunación (2) Economía generadora de producción y empleos de calidad -formales- para garantizar autosuficiencia alimentaria y contener precios (3) Seguridad ciudadana para evitar que delincuentes se trasladen a barrios y provincias donde “Mi País Seguro” no llega (4) Migración fronteriza para contener contrabando de personas y productos (5) Educación para que haya maestros calificados (6) Servicio eléctrico para mejorarlo a pesar de grandes inversiones efectuadas (7) Precios de combustibles ahora que REFIDOMSA refuerza su rol comercializador en lugar de refinador (8) Medio Ambiente desprotegido ante agresiones depredadoras y (9) Ordenamiento de nuestros territorios, prestándole debidos servicios públicos.

Y, por supuesto, (10), Situación Fiscal, más de gastos que de tributos, por constituir piedra angular y espina dorsal para superar estas urgencias.
Desconocemos si el Gobierno está consciente que su planteamiento constitucional puede provocar tal escarceo que desviará atención adecuada a urgencias citadas.

O si lo ha hecho deliberadamente a falta de respuestas y propuestas convincentes de qué hacer con dichas urgencias.
Pero el traslado de reuniones al MIREX constituye señal esperanzadora de que, apostando a la institucionalidad, el Gobierno pretende abordar las urgencias socioeconómicas en el CES para lo que tiene competencia. Y reserve el MIREX como anfitrión para concertaciones políticas.

(Recordemos que la Constitución, Art.251, instituye “La concertación social…para asegurar la participación organizada de empleadores, trabajadores y otras organizaciones de la sociedad”. Crea al CES como “órgano consultivo…en materia económica, social y laboral”. El Art.2 de su ley ratifica estos mandamientos).

Si esta fuera la intención gubernamental, dispondríamos dos escenarios de concertación.
Uno político-constitucional, teniendo al MIREX como anfitrión. Otro, socioeconómico, centrado en el CES para tratar urgencias citadas.

Compartir