Desandanzas gubernamentales, prioridades desarticuladas

Desandanzas gubernamentales, prioridades desarticuladas. Por manejo desarticulado de prioridades y falta de cuidado y seguimiento de propuestas para encarar nuestros problemas fundamentales, el Gobierno recurre a desandanzas. La última, fideicomiso CTPC, constituye muestra fehaciente de ello.

Sometió fideicomiso público para administrar proyecto ya funcionando cuando fideicomisos fueron concebidos para estimular inversiones privadas en nuevos proyectos; no estableció responsabilidades financieras y políticas previas siendo CTPC altamente cuestionado principalmente por costos superiores a su valor; confió demasiado en sus diputados que propiciaron aprobar documentos sin leerlo, etc.

No es primera vez incurre en desandanzas. Sucedió con la reforma tributaria que acompañó el proyecto de presupuesto 2021. Sucede en el manejo de las 12 reformas para relanzar la nación, espectacularmente anunciadas, pero estancadas y desvaneciéndose por numerosos y complicados mecanismos de funcionamiento adoptados y falta de seguimiento, sistemático y persistente.

La desarticulación de prioridades se reflejó en el acto de otorgamiento de nacionalidad a Felipe Gonzalez. No se destacó su papel desempeñado en crisis nacionales en favor del pluralismo democrático, apoyando al partido madre del PRM. Tuvo el mismo Gonzalez que recordarlo. Así, el Gobierno ira reduciéndose a atender ligerezas, urgencias y coyunturas, relegando encarar transformaciones importantes para superar nuestros males estructurales.

Agravado por la rapidez de los acontecimientos. Esta semana, p.e., el domingo temprano el PRM viabilizó internamente repostulación presidencial y en la noche, el propio presidente Abinader, ¿Matando esta noticia?, anuncia la desandanza del fideicomiso CTPC.

El lunes, Banco Central aumenta tasa de interés e informa resultados económicos 2021 confirmando rezago agropecuario e inexplicable contracción de servicios financieras a pesar de enormes facilidades financieras que otorgara.

El martes se anuncia liquidación BANCAMERICA que renueva temores de perdidas de ahorros, contagios bancarios y repercusiones económicas mal administradas por gobierno afín al actual, cuyo costo todavía estamos pagando; aun cuando dichos temores son infundados en el presente por el correcto proceso de liquidación que se está llevando.

Resulta imperativo, para aumentar confianza imprescindible al fortalecimiento democrático, minimizar desandanzas y concentrarse en encarar prioridades cuidadosamente identificadas, concebidas e instrumentadas.

Compartir
Ir arriba