Del “tollo electoral” al “conflicto social” y crisis

La prestigiosa politóloga Rosario Espinal recogió en HOY del miércoles el calificativo de “Tollo Electoral” como muchas sensatas instancias nacionales han calificado el reciente proceso. Pero ese “tollo” ha derivado, y proyectado mundialmente por WIKIPEDIA, enciclopedia virtual editada en 287 idiomas, en “conflicto social”
Wikipedia consigna que “el proceso electoral se vio marcado por graves irregularidades, tales como… expulsión de delegados… al momento de iniciar el conteo, desaparición de urnas, quema de boletas… incendios en Juntas electorales… alteración de actas…. Se produjeron manifestaciones… y disturbios… que… han saldado…6 muertes”. Añade que “La Unión Interamericana de Organismos Electorales informó de graves irregularidades en el montaje de las elecciones…” y que se ha “exigido… destitución del presidente de la JCE”. Recoge la huelga de hambre de candidatos.
Reforzamos a WIKIPEDIA con el Informe de la Misión de Observadores OEA y de Participación Ciudadana, del último de lo cual, el prestigioso jurista Francisco Álvarez calificó la organización de dichas elecciones como “total fracaso”.
Mientras algunas juntas municipales comprendieron necesidad de recontar votos y la oposición solicitó mediante acto notarial certificaciones que el conteo se efectuó conforme establece la ley electoral, el principal responsable de organizar el “tollo electoral” provocador del “conflicto social” acaba de presentar estas elecciones como ejemplares; evadiendo responder criticas especificadas, recurriendo a fantasías propias de quien carece de hechos testimoniables y abonando confrontaciones con cinismos y el consabido contraataque que manos criminales intentaron boicotearlas o hacerlas colapsar.
¿Cómo es posible que permitamos que la aparente o deliberada incapacidad de percibir lo acontecido por parte de un funcionario consumidor consuetudinario de fantochadas exponga a la nación al “conflicto social” avizorado por WIKIPEDIA?.
Los principales interesados en detener y disipar este conflicto deberían ser los tenidos triunfadores, comenzando por Danilo Medina. No hacerlo aumentaría los riesgos de sumergirnos en una crisis de ingobernabilidad por ilegalidad del proceso e ilegitimidad de resultados.
La ocasión es propicia para recordar expresiones de Bosch durante la crisis post-trujillista de Nov/1961 sobre pertinencias de encontrar salidas cuando no haya solución a crisis.
Sea para encontrar soluciones o salidas a la presente contamos con disposiciones constitucionales: Hace vinculante “a todos los poderes públicos” del cumplimiento de derechos fundamentales consagrados (Art. 68); Consagra el deber de “fortalecimiento y… calidad de la democracia… respeto del patrimonio público y… ejercicio transparente de la función pública (Art.75.12). Y la responsabilidad civil de funcionarios “por los daños y perjuicio ocasionados a las personas físicas o jurídicas por una actuación u omisión…” (Art. 148)
Guiados por estas disposiciones evitaríamos que el “conflicto social” originado por el “tollo electoral” que sufrimos derive en una crisis de gobernabilidad derivada de ilegalidades e ilegitimidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *