Comprensión de la lectura, en adultos

La UNESCO acaba de reiterar que desde hace años nuestros niños vienen arrastrando promedio regional en lectura por debajo del promedio latinoamericano. Esto se refleja en dificultades de comprensión, superficialidad e incoherencias en adultos, incluyendo quienes hacen u opinan sobre decisiones públicas.

La expresión del presidente Medina sobre que no lo “van avergonzar como dirigente del PLD” fue interpretada como potencial resistencia a someterse a requerimientos judiciales sin comprender que ese eventual requerimiento no sería como dirigente del PLD sino como expresidente dominicano.

Muchos dibujan situación haitiana convirtiendo haitianos en encarnadores del cuco, enemigos imaginarios a luchar contra ellos como el Quijote luchaba contra molinos de viento. Haití ni los haitianos están, ni hay evidencias que quieren estar en guerra. Quienes así proceden no comprenden que lo que quieren haitianos es satisfacer necesidades de subsistencia y fuentes de trabajo, lo cual no se combate con muros, armas ni soldados. Cuando los acusan de depredadores no comprenden que el hambre los condena al debate a muerte entre el árbol o ellos.

Si bien élites haitianas inculcan indivisibilidad de la Isla, eso tiene mucho de desviar atención a situaciones internas de la misma manera que gobernantes dominicanos amedrentan con Haití para distraer atención a de nuestros problemas.
La deficiencia de comprensión lleva a la superficialidad, cercenando capacidad de cuestionamiento.

Acaba de ser aprobado por nuestros legisladores un nuevo presupuesto 2021. Es la primera vez en nuestra historia presupuestaria que un mismo Gobierno dispone de tres presupuestos. ¿Será que a reformas como estas se reducirá el CAMBIO? Como este tercer presupuesto fue sometido a finales de año, más que “pre-supuesto” se trata de “post-supuesto” ¿para legalizar gastos ya efectuados? Y como los dos presupuestos anteriores no fueron satisfactoriamente ejecutados-inversiones apenas cumplieron la mitad de lo presupuestado- ¿No hubiera sido pertinente debatirlo más profundamente?

Finalmente no comprendemos la coherencia de un Gobierno envuelto en escarceos internacionales por derechos migratorios, que cierra puertas de escuelas y hospitales a inmigrantes, monta un espectacular homenaje a nuestra emigración.

Los haitianos no están en guerra, ni hay evidencias que quieran estarlo

Lo que quieren es satisfacer sus necesidades de subsistencia

La deficiencia de comprensión lleva a la superficialidad

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba