Sainetes en partida doble: del Gobierno y TSE

Estamos siendo gobernados por sainetes. Ya no solo se montan desde el Gobierno sino por instancias judiciales como el recientemente articulado por una de las denominadas “altas cortes”, el TSE, que se ha estrenado con una decisión sobre el PRSC que abonan farsas montadas en perjuicio de nuestra democracia.
El Gobierno esta semana nos montó un sainete de dos actos relacionados con el sistema fiscal->financiero->económico: presupuesto y competitividad.
El primer acto del sainete lo constituyó el anuncio del presupuesto 2018 efectuado el pasado lunes, por RS$814 mil millones, evidentemente sin disponerlo puesto que tres días después anunciaron su presentación al Congreso por RD$874 mil millones. Esto representa un incremento muy superior al 20% con relación al 2017. En ambos casos omitieron referencia a los ingresos que sustentarían estos gastos. Ese nivel de gastos sumamente desproporcionado contrasta con la tendencia histórica de recaudaciones, 9%, con una economía creciendo 7%. Ahora que crece 4.5% es de suponer que las recaudaciones crezcan más lentamente; de donde se deduce que los gastos crecerían entre 3 o 4 veces más rápidamente que recaudaciones. De acuerdo a nuestras proyecciones los gastos superarían recaudaciones entre RD$214 milmillones y RD$274 mil millones, entre US$4,500 y US$5,700 millones, que constituirían necesidades de financiamiento. Hasta tanto el Gobierno aclare estas desproporciones e imprecisiones, lo hasta ahora conocido constituye primer acto del sainete.
El segundo acto ha sido la reacción del Gobierno ante la pérdida de competitividad observada en la economía dominicana según el Informe del Foro Económico Mundial debido principalmente a 5 razones: corrupción, ineficiencia de burocracia gubernamental, tributación excesiva, bajo nivel educativo de fuerza de trabajo y alta delincuencia e inseguridad. La reacción de las autoridades ante estos señalamientos, que golpean las entrañas al Gobierno, es a futuro, ignorando que significan fracaso de reiteradas y defendidas posiciones gubernamentales. Recuérdese que el presidente Medina llegó a preguntar “cuál corrupción”, que ministros alardean de eficiencia administrativa, de eficiencia del sistema tributario cuya presión se pretende elevar, que pregonan revolución educativa y anuncian “tolerancia cero” a la delincuencia. Para completar el sainete, el cuasi flamante titular de la burocracia pro-competitiva responde con anuncios que no dan respuestas precisas a estos cuestionamientos.
El colmo de los sainetes lo ha montado el TSE con el PRSC. Después de desdeñar y prohibir contra la doble afiliación, la aplica en la misma resolución que la desdeña y prohíbe, al considerar como parte del quorum de organismos del PRSC a legisladores electos y proclamados por el PLD.
En la medida que instancias responsables de la nación sigan tolerando estos sainetes, estaremos conspirando contra la perfectibilidad, sostenibilidad y eficiencia socioeconómica de nuestra democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *