Represión en visita sorpresa: montaje serio de gobierno bufo

La sorpresiva paliza recibida por ciudadanos durante la visita sorpresa para protestar ante OISOE contra la corrupción – por presentarse martes en lugar del habitual miércoles- desnuda facetas hasta ahora no manifestadas del gobierno que pudiera enrarecer seriamente nuestro sistema político; agravables por bufonadas propias de un gobierno en descomposición.

Esa descomposición se ha manifestado recientemente en represalias económicas-empresariales al candidato opositor; en montajes del Procurador General pretendiendo desviar atención al incumplimiento de sus responsabilidades, solicitando la convocatoria del Consejo Nacional de la Magistratura para enfrentar la degradación del sistema de justicia, en lugar de apelar sentencias estimuladoras de impunidades y de enfrentar deficiencias en preparación de expedientes policiales y fiscales; degradación del sistema de salud evidenciado por el reporte de 745 casos de dengue en la segunda semana de noviembre, sin contar los no reportados o maquillados, no obstante la rimbombante jornada montada dos semanas antes para combatirlo; haciendo bulto con micro-soluciones ridículas en tránsito y transporte, evitar giros a izquierda mediante barreras, que aumentan la circulación; vender ilusiones en el sector eléctrico como “solución definitiva” mediante plantas de carbón descontinuadas y sin financiamientos, y con el aumento de generación de energía limpia manteniendo inalterables el sistema de fijación de precios a consumidores; vergonzosas negociaciones entre partidos girando alrededor de apetencias personales y perpetuando posiciones electivas en perjuicio de la alternabilidad y renovación; presentación tardía del presupuesto complementario 2015, cuando se acaba el año, únicamente para legalizar gastos y evadir responsabilidades judiciales.

La severa advertencia del personal técnico del FMI en medio de pomposas cifras macroeconómicas, “ausencia de medidas de política” (línea 2, parrafo 3, Comunicado FMI 23/11/2015) evidencia que la nave del Estado marcha a la deriva, o con piloto automático, patentizando la descomposición predominante.

Nos encontramos pues en una situación comparable con aquella “Corte de los Milagros” consagrada en obras musicales y literarias inspiradas en una zona de París habitada por ladrones y prostitutas fingiendo pobreza y discapacidad durante el día para mendigar y obtener recursos para poder disfrutar durante las noches con las cortes gobernantes.

Algunas de estas obras fueron comedias bufas destinadas a brindar circo para distraer la atención de clases oprimidas impedidas de oportunidades para superar sus privaciones; como hoy proceden los gobiernos predominantemente mediáticos.
Otras fueron sirvieron de trasfondo a trágicas y/o serias situaciones como la narrada por Víctor Hugo personificada en el Jorobado de “Nuestra Señora de París.

Lo precedentemente descrito dibuja un montaje serio de un gobierno bufo potencialmente derivable en tragedia o comedia; cual-que sea perjudicial para la sostenibilidad de nuestra democracia, especialmente durante los meses que se avecinan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *