PRSC: ¡Echad las redes….y pescareis multitudes!(Lc5:4-6)

Las encuestas siguen dibujando escenario electoral incierto, con posibilidades de segunda vuelta, susceptible a sorpresas. Por eso es atinado el anuncio del PRSC para estructurar una tercera vía que puede modificarlo. Para implementarla, sus dirigentes han declarado que las puertas están abiertas para todo el que quiera trabajar. Ese llamado nos luce pasivo para superar la brecha entre el posicionamiento actual y el necesario para ofrecer una nueva vía. Requiérese de algo más agresivo como, siguiendo enseñanzas evangélicas, titulamos esta colaboración.

Porque así como peces no van tras barcas ni redes, sino que se capturan después que pescadores las lanzan; captar multitudes para modificar el presente electoral requiere lanzar ofensivas para sintonizar con ciudadanos, convencerlos y conquistar sus simpatías y preferencias electorales.

Esta ofensiva ha de constituirse mediante firme y adecuada línea política opositora, discursos sinceros, estrategias adecuadas, propuestas factibles para encarar urgencias nacionales, proyectar convincentemente capacidad alterna de gobernar, conductas auténticas, accionar coherente y ejemplificador. Y proselitismo efectivo.

El que predomine indecisión y/o decisión 2020 en segunda vuelta justifica lanzar redes.

Las encuestas señalan posibilidades entre 5 candidatos con niveles superiores a dos dígitos. Una vía con preferencia similar pudiera precipitar decisión en primera vuelta o ser determinante en segunda. Para el PRSC recuperar ese nivel no le resulta difícil habida cuenta que sus ejecutorias como gobierno coinciden con reclamos actuales de la ciudadanía.

Y tiene experiencia en recuperar su posicionamiento.

Recuérdese que comenzó como Acción Social en 1962 obteniendo menos de 10,000 votos para luego ganar elecciones/1966; que en 1978 perdió y volvió a ganar en 1986; que habiéndose reducido al 12% a finales de los 90 alcanzó, como partido, en 18 meses, el segundo lugar en elecciones/2000.

Recuérdese que es el único partido que postula y ha practicado un modelo de gestión disciplinado y austero, ausente de influencias socializantes que ensanchan al Estado mediante componentes tentadores del dispendio y expansión del gasto del dinero de los contribuyentes. Recuérdese que el reformismo propició relaciones internacionales armoniosas ante extremos ideológicos, llegando a mantener relaciones con Cuba cuando estaba excluida del sistema interamericano al mismo tiempo que el presidente norteamericano exaltaba el papel de Balaguer en la democracia. Recuérdese nuestro modelo de gestión confiando en la iniciativa particular que incentivamos y nuestra preocupación por identidad nacional. Recuérdese nuestras disciplina, orden, autoridad, respeto, prudencia al endeudarnos, comunicación continua con gobernados y que la corrupción se detenía en la puerta del despacho Presidencial.

Con redes así lanzadas a la alta proporción de ciudadanos desesperanzados, escépticos del partidismo, incluyendo para reincorporaciones dirigenciales, podrán captarse multitudes para ser determinante del cambio necesario para 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *