PRSC después del 28 de enero

Mañana puede ser gran día para PRSC y, por aquella admonición de Balaguer, “la democracia dominicana es mejor con un PRSC fuerte”, para la nación.
No pudo ser más propicia la escogencia de esa fecha para esa juramentación habida cuenta efemérides celebradas relacionadas con su doctrina y praxis.
Ambientados por conmemoraciones Duartianas del nacimiento del Cristo de la Libertad, recordamos a Tomás de Aquino, precursor de la cosmovisión socialcristiana; y a José Martí, Enrique VII y el sultán Mustafá III. Naciones Unidas lo proclamó como “Día Mundial de acción frente al calentamiento terrestre”.
Estas efemérides estructuran precedentes del necesario accionar del PRSC hoy, de sus imprescindibles y obligatorios aportes para sostener y perfeccionar nuestra democracia y nación.
De Tomás de Aquino ha de retomarse sus fundamentos escolásticos que “precursaron” el ordenamiento socialcristiano, posteriormente diseñado basándose en: dignidad de la persona, organización pluralista de la sociedad, economía del bienestar común en términos de satisfacción de necesidades y rol del Estado orientador, controlador y supletorio de la inicia particular; basamentos cuya aplicabilidad constituyen imperativo ante realidades socio-económicas, fiscales y financieras, vigentes.
La devoción duartiana de Balaguer lo llevó a exaltar y defender identidad y dignidad nacional concomitantemente con proteger nuestros vecinos de bloqueos pretendidos y propiciar desarrollo haitiano como principal medio para salvaguardarnos de presiones demoterritoriales.
Martí, exaltado por Balaguer en ocasión del discurso pronunciado ante estatua erigida, nos inculca ideales patrióticos y revolucionarios de un apóstol que luchó en campos de batalla, hasta testimoniarlos con una especie de inmolación de su vida fugaz.
Enrique VII es considerado pacificador de la Inglaterra del Siglo XV al acabar con la guerra de las dos rosas y fundador de dinastía Tudor. Su sucesor implementó una de las más grandes transformaciones políticas y religiosas de la época; atributos a considerar por un PRSC reunificador de nuestra sociedad y compelido, ante el estado actual de cosas, a estructurar una sucesión política para superar prácticas y comportamientos que denigran nuestra nación.
Mustafá III, como Sultán de Turquía, fue diligentemente enérgico y perspicaz procurando el funcionamiento de la maquinaria estatal; ejemplo a tomar en cuenta por el PRSC ante el Estado de hoy que negligentemente deja de cumplir ordinariamente sus responsabilidades para luego compensarlas mediante costosos operativos interesados primordialmente en lograr efectos mediáticos.
La declaratoria de las NNUU del 28/01 como día de acción frente el calentamiento terrestre, hace propicia la ocasión para revitalizar la preservación ambiental legislada para coronar 22 años de ejecutorias reformistas.
Estas efemérides estimulan la estructuración del discurso opositor que PRSC debe adoptar e implementar, sistemáticamente, a partir de mañana, al juramentarse nuevas autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *