Hidalguía para casarse con la gloria

La decisión del TSE sobre PRSC viabiliza nuestra solicitud de que el Defensor del Pueblo, en defensa del pueblo reformista para defender la nación, propicie entendimiento entre reformistas al margen de ganadores y perdedores; evitando continuar litigios y/o repliegues.

Si los máximos ejecutivos PRSC reaccionaran con la hidalguía que debe caracterizar a todo triunfador generoso, tendiendo mano a perdedores con sincera humildad, sin aparentar simulaciones; tanto estos como el partido se casarían con la gloria de brindarle al país alternativa a gestiones gubernamentales que nos están llevando por malos caminos, causando grandes preocupaciones ciudadanas.

La reciente encuesta Gallup avala esta afirmación: Más de la mitad de población mira con preocupación el futuro mediato. 50% más de ciudadanos considera que Danilo Medina dejará el país peor que antes, en relación a quienes consideran mejor. Tres cuartas partes de dominicanos califican economía como mala/muy mala y más de la mitad percibe delincuencia aumentada. 2/3 de ciudadanos están frustrados de su gestión. La única ejecutoria reconocida es educación con el 4% que la sociedad impuso.

Nada más es valorado, por ineficiente conducción, según más del 50% de ciudadanos. Y por interesadas o erróneas concepciones políticas, derrochadoras y dispendiosas.

Se mantiene burocracia y subsidios para garantizar apoyo y retener poderes en detrimento del uso eficiente de recursos. Se sobrecarga impositivamente a ciudadanos responsables que tributan para compensar negligencia populista de contribuyentes omisos.

Se es indiferente a pérdida de soberanía derivada del endeudamiento. Se descuida calidad del gasto. Se malgasta. Se gasta en lo que no se debe. Se gasta más de lo que cuesta. Se emplazan inadecuadamente inversiones. Se gasta mucho, al mismo tiempo, en lo mismo.

Se ensancha el Estado para convertirlo en instrumento del continuismo político en lugar de rector del Bien Comun. Se castiga economía privada llamada a incrementar producción para satisfacer necesidades y generar puestos de trabajo dignos, productivos y estables.

Dentro de los partidos llamados a conquistar total o parcialmente el poder, solo el reformismo ha testimoniado diferencia al modelo actual. Los demás, inspirados en socialismos democratistas o semidictaduras populistas, propician expansión estatal inhibidora de iniciativas ciudadanas, responsables y solidarias.

El PRSC reentendido, postulando sistemáticamente disciplina fiscal, calidad del gasto, prudencia tributaria y endedudamiento, estimulos productivos, asistencia social indiscriminada, preservacion ambiental y defensa identidad nacional; tiene la oportunidad de casarse con la gloria.

Como también quienes viabilicen este entendimiento, la Defensora del Pueblo y si sus ejecutivos actuarán con la hidalguía que inmortalizó el pintor Velázquez en su óleo sobre “La Rendición de Breda”: representando el burgomaestre de esta ciudad conquistada entregando sus llaves reconociéndose humildemente vencido aun vencedor que lo recibe generosamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *