El estado de descomposición que vive el país está emanando de la cabeza del Estado

El ex gobernador del Banco Central, Guillermo Caram, manifestó hoy que el estado de descomposición que vive el país está emanando de la cabeza del Estado.

”Si el Gobierno es tolerante con la corrupción eso se transmite, se refleja en la sociedad, y todas las instancias económicas operan con esa regla de juego subyacente”, precisó.

Dijo que constitucionalmente en el país existen las leyes y normas necesarias para una sociedad más ordenada, por lo que hace un llamado al cumplimiento de las mismas.

En el plano económico, Guillermo Caram considera que la República Dominicana está inmersa en un estado de descomposición que está afectando la economía nacional.

En ese sentido el exgobernador del Banco Central sostuvo que previo a que se firme un pacto fiscal, será necesario un pacto político para unir la voluntad de esa corriente.

A su juicio el Gobierno debe emplear una política fiscal adecuada, amparada en un pacto, para recuperar el control de economía.

http://noticiassin.com/2017/01/guillermo-caram-estado-de-descomposicion-que-vive-el-pais-emana-de-la-cabeza-del-estado/

3 comentarios sobre “El estado de descomposición que vive el país está emanando de la cabeza del Estado

  • el 6 enero, 2017 a las 3:01 pm
    Permalink

    SOLO CON UNA VOLUNTAD POLITICA DE CAMBIAR LAS COSAS, PREMIAR LO BUENO Y CASTIGAR LO MALO HAREMOS EL GIRO. LA INDIFERENCIA ANTE LA CORRUPCION Y LA EXALTACION DE FIGURAS CUESTIONABLES MORALMENTE PROFUNDIZAN EL DESORDEN , LA ANARQUIA Y EL MALESTAR QUE TODOS SENTIMOS . OJALA APROVECHEMOS LA OPORTUNIDAD DE LOS ACONTECIMIENTOS LOCALES E INTERNACIONALES RECIENTES PARA GENERAR UN MOVIMIENTO PARA EL CAMBIO

    Respuesta
  • el 16 enero, 2017 a las 12:25 pm
    Permalink

    Es una intervención y sugerencias muy acertadas, recordemos lo acontecido en Singapur. Ellos tenían un sistema corrupto como el dominicano, pero el pacto político y la decisión expresa de cambiar, les trajo unos de los paises mas Avanzados del mundo. La diferencia diametralmente opuesta, es la actitud irreconciliable de las apetencias individuales de la mentalidad estereotipada del dominicano. Sus sugerencias son una luz en este barco sin timon, que de seguir así no sabemos si irá a varar en una playa arenosa o quedar estrellado contra un escollo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *