Sobre el discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional

(A pronunciarse el próximo 27 de Febrero)
El discurso a pronunciar por el Presidente de la Republica ante la Asamblea Nacional debe estar revestido de la solemnidad propia de la ocasión por celebrarse un nuevo aniversario de la Independencia de la República.
Por eso le corresponde formular explicaciones necesarias sobre inquietudes planteadas por instancias nacionales e internacionales que amenazan la sostenibilidad de nuestra economía, perfectibilidad de nuestra democracia y preservación de la paz y orden públicos.
Consecuentemente debe responder a mandatos constitucionales y legales vigentes, a exigencias de la comunidad nacional y de la comunidad internacional a la que pertenecemos y a la que tanto recurre su gobierno para obtener recursos que equilibren sus deficitarias finanzas públicas.
El Art. 114 de la Constitución, referente a la “Rendición de Cuentas del Presidente de la República” al Congreso Nacional establece como puntos esenciales de ésta rendición:
Ø dar cuenta sobre “la administración presupuestaria, financiera y de gestión ocurrida en el año anterior” y
Ø formular un “mensaje explicativo de las proyecciones macroeconómicas y fiscales, los resultados económicos, financieros y sociales esperados”
Estos temas forjan expectativas sobre que debe referirse el Presidente Medina
I. Partiendo de la declaración de la misión del FMI:
Una misión del FMIM acaba de visitarnos para evaluar el comportamiento fiscal, financiero y económico de la nación. Dejó una serie inquietudes que deberían ser objeto de atención y respuestas por el gobierno; siendo los mas importantes las advertencias relacionadas (1) con los riesgos internacionales para sostener el crecimiento económico, (2) la superación de las incertidumbres nacionales y (3) la procura de mayores y mejores resultados sociales; tal y como esquematizamos a continuación.
(el entrecomillado responde a citas textuales de la declaración del FMI)
1. Sobre los riesgos internacionales que pueden afectar el desempeño de la economía dominicana, el FMI cita:
i. Precios del Petróleo que tenderá a incrementar las importaciones
ii. “Demanda Externa mas débil de la esperada”, lo cual tenderá a disminuir exportaciones, y
iii. “Condiciones financieras en el mundo más restrictivas de lo previsto” lo cual puede dificultar la afluencia de recursos con los que el gobierno equilibra sus finanzas públicos, amenazando la estabilidad de la economía


  1. Sobre las incertidumbres nacionales, el FMI plante:
i. La adopción de un marco fiscal “anclado en objetivos de sostenibilidad”
ii. La necesidad de “Reducir incertidumbres políticas”
iii. Reforzar la “credibilidad ante los agentes económicos”
3. Sobre la obtención de mayores y mejores resultados sociales el FMI cita la necesidad de “Reenfocar los recursos fiscales en el gasto social e infraestructura” para “encarar los desafíos sociales” especificando que se “deberán complementarse…esfuerzos mas ambiciosos para”:
i. Abordar de manera sostenible el rezago económico del sector eléctrico
ii. Altos costos de transporte
iii. Ampliar cobertura de la seguridad social
En el trasfondo de estas advertencias y preocupaciones del FMI se encuentra el tema de la Reforma Fiscal para equilibrar las finanzas publicas sin la necesidad de tanto endeudamientos; tema ampliamente demandado por instancias nacionales
II. Sobre la Reforma Fiscal:
El FMI plantea “Fortalecer la posición fiscal…para abordar las debilidades…estructurales” mencionando entre otros, las siguientes medidas :
i. Ampliación de base impositiva
ii. Focalizar exenciones y exoneraciones
iii. Simplificar el sistema tributario
Al respecto, el Presidente debe informar porque el gobierno no la ha abordado habida cuenta que existe un mandamiento obligatorio hace 6 años, consignado en Ley 1-12 sobre Estrategia de Desarrollo, en la que concedió un plazo de tres años para efectuarla.
Esta Reforma Fiscal debió consensuarse a través de un Pacto auspiciado por el Consejo Económico y Social establecido en el Art. 251 de la Constitución. Como todo Pacto Fiscal debe contener dos vertientes: lo tributario y los gastos. Al respecto, se recuerda que el gobierno del Presidente Medina, al ascender por primera vez en 2012, participó en varias sesiones en procura de éste Pacto, el cual no pudo concluir debido a que el gobierno se retiró al negarse a discutir los gastos proponiendo limitar los debates a los aspectos tributarios.
La posición oficial carecía y carece de sentido teniendo en cuenta los cuestionamientos que gravitan sobre la calidad del gasto público, altamente concentrado en elevadas cargas fijas – burocracia, subsidios y compras de bienes y servicios – que no se han podido equilibrar con la decena de reformas tributarias efectuadas en el pasado.
De allí que la Reforma Fiscal a propiciar tiene que, indefectiblemente, contemplar las dos expresiones de ella: ingresos tributarios y gastos. No hacerlo significaría tronchar los esfuerzos y expectativas que se han forjado instancias responsables de la nación para alcanzar un mayor equilibrio de las finanzas públicas sin someterla a la dependencia del endeudamiento.
De allí que la reforma fiscal debe necesariamente contemplar
A. Por la vertiente de gastos
    1. Disminución del tamaño del Estado aplicando ley 247-12
    2. Reducir gastos en personal burocrático aplicando leyes 41-08 y 105-13
    3. Racionalización. de subsidios: conversión en capital de trabajo para el emprendimiento de talleres y/o negocios
    4. Ceñir presupuestos de organismos autónomos y ayuntamientos a sus ingresos propios: no asignaciones adicionales. Compensar gastos
    5. Capitalización patrimonial del Banco Central
    6. Maximizacion electrónica de acciones burocráticas
    7. Política de gastos imprescindibles a costos mínimos: Combate a corrupción e impunidad
B. Por la vertiente impositiva
    1. Mejorar calidad del gasto para estimular contribuciones: austeridad en que gastar y cuanto gastar
    2. Simplificación tributaria para reducir informalidad y evasión
    3. Bajar tasas y universalizar base
    4. Eliminar exenciones y exoneraciones no amparadas en leyes
    5. Eliminar discrecionalidades tributarias
C. Políticas para el tratamiento de los déficits
    1. Mayor recurrencia a organismos internacionales para no distraer recursos internos dedicables a la economía
    2. Explorar iniciativas de canjes de deuda vigente por inversiones y/o activos fijos
    3. Procurar, una vez disminuida las necesidades de financiamiento, mejores condiciones financieras de la deuda vigente
Esto implicaría superar las siguientes interrogantes que el Presidente Medina debería abordar en su discurso de rendición de cuentas:
1. Composición y distribución del gasto público: gastos corrientes vs. gastos de capital
2. Concepto del gasto: ¿Se están asignando recursos a partidas necesarias o en gastos innecesarios o excesivos en determinadas partidas como publicidad, p,.e?
3. Las decisiones de gastos ¿cumplen cometidos sociales o económicos o encubren complacencias a intereses políticos o personales?
4. Los emplazamientos territoriales de las decisiones son las apropiadas o satisfacen compromisos e intereses con propietarios de terrenos?
5. Los costos de cada concepto de gastos se encuentran ajustados o están sobrevaluados para financiar sobrecostos dolosos?
6. La calidad de los insumos que componen los costos es satisfactoria o se de degradan o deterioran prontamente por adquirirse sin cumplir las especificaciones recomendables en empresas relacionadas con funcionarios?
III. La Reforma del Estado como vía para la Reforma Fiscal.
Como el componente mas importante del gasto público es la burocracia hipertrofiada, la Reforma del Estado constituye una vía expedita para reducirlo.
Sobre este aspecto se han formulado referencias recientes como si no existieran disposiciones legales que la ordenan y regulan, incluso, estableciendo plazos conminatorios. Al parecer, el gobierno ha hecho honor a la admonición de Unamuno: “para el presente, el pasado es prehistoria”.
La Reforma del Estado Dominicano está pautada por tres leyes, incluso de facturación PLDista, y hasta de éste mismo gobierno. A saber:
· Ley 41-08 de Función Pública
· Ley 247-12 de Reorganización de la Administración Pública
· Ley 105-13 de Regulación Salarial
La Reestructuración del Gobierno está mandada en el Art. 88 de la Ley 247-12 Orgánica de la Administración Publica que la ordenó a cumplirla en un plazo de un año a vencerse en el 2013.
Asociadas a ésta ley, se encuentran la 41-08 de Función Pública y la Ley de Regularización Salarial 105-13 que el gobierno tampoco ha cumplido y por lo cual debe dar las explicaciones correspondientes.
Estas tres leyes que conforman la Reforma del Estado ya instituida, permiten adoptar medidas importantes que conducirían a la reducción de gastos; y cuya implementación robustecería la posición fiscal planteada por el FMI como forma para encarar los riesgos que persisten sobre nuestra economía.
Para ilustración exponemos algunos puntos de dichas leyes que deben ser aplicados para inducir la necesaria Reforma Fiscal y ejemplifican nuestra apreciación
a. Reducción de la burocracia Estatal aplicando ley 247-12 dando cumplimiento a la Reestructuración del gobierno prevista en el art. 88 ordenada para cumplirse en agosto 2013 que debía contemplar:
Ø Adscripción de organismos autónomos, consejos y comisiones a Ministerios.
Ø Supresión de consejos, comisiones y comisionados presidenciales competitivos con ministeriales y sobrecargan el desempeño del Presidente
b. Conocer y decidir la evaluación de desempeño institucional prevista en la sección V de la ley que debe efectuarse cada tres años (art.87) a fin de adoptar los correctivos necesarios en caso de mal desempeño. En tal sentido el Presidente debería en su discurso:
Ø Dar a Conocer cuales se efectuaron en 2015 y que se recomendaron; cuales no y por que no
Ø Si tiene la intención de ordenar efectuar la del 2018
c. Disponer la supresión de aquellos viceministerios que superen los 6 por ministerios establecidos como límites en el Art. 31 de la ley 247-12
d. Suprimir, en cumplimiento de lo dispuesto en el art. 8 de la ley 105-13 todos los cargos no contemplados en los presupuestos de las instituciones
e. Retener asignaciones presupuestarias a todas aquellas instituciones que no hayan cumplido el art. 36 de ley 105-13 sobre publicación en página web de los cargos
f. Aplicar la responsabilidad de los titulares por daños y perjuicios causados por sus acciones u omisiones (art. 90 ley 41-08)
g. Cumplir la disposición del art. 80.5 ley 41-08 que limita a una persona disfrutar de una sola designación
h. Prohibir la remuneración múltiple de servidores públicos, incluyendo aquella procedentes de representaciones en juntas, consejos, comisiones , etc. conforma mandan los arts 80.4 de la 41-08 y art. 37 ley 247-07
i. Licenciar con indemnización a los servidores públicos no evaluados por el gobierno dentro del plazo de 8 años dado por el art. 98.2 de la ley 41-08 que venció en el 2016
j. Suspender con indemnización al personal que no ha sido evaluado en su desempeño (art. 46.4 ley 41-08
k. Destituir, conforme establece art 84 ley 41-08, aquellos servidores que hayan incurrido en ftaltas al régimen ético y disciplinario establecido en dicha ley
l. Suspender a aquellos servidores que no cumplan la jornada laboral mínima de 30:horas semanales establecida (arts 51 y 79 ley 41-08)
m. Ceñir las sobresueldos a lo establecido en la ley 105-13, incluyendo:
Ø No sobrepasar 15% del salario en gastos de representación
Ø No sobrepasar 10% gastos de combustibles
Ø No utilizar tarjetas de crédito institucionales
n. Limitar el número de familiares de primer grado a prestar servicios remunerados al Estado
De conformidad con el mandato constitucional, el Presidente Medina debe rendir cuentas de que se ha hecho en torno a estos tres grandes temas y que mensaje puede dar a la nación que reflejen sus propósitos para el futuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *