20 retos de Danilo al 2020

El Presidente enfrenta retos, iniciando su segundo año, segundo periodo, en baja y sin excusas. En baja por no responder ante legítimos reclamos populares. Sin excusas, por carecer del argumento de no controlar gobierno, partido y Congreso; controlándolo todo ahora.
Ellos son:
1. Mantener ritmo crecimiento económico, desacelerado durante sus gobiernos.
2. Convertir crecimiento en desarrollo, luego que organismos internacionales advirtieran insuficientes resultados sociales, desigualdad y concentración de riquezas agudizados durante su gobierno.
3. Mejorar administración de recursos recaudados y financiamientos, gastando menos en cargas fijas e invirtiendo más en acervo de capital que descendió del 5%/PBI al 2.8% desde 1996
4. Propiciar que la economía, no el Estado, genere puestos trabajo para superar desempleo e informalidad.
5. Simplificar sistema tributario, saturado de impuestos hasta aumentar presión tributaria un 31% en 20 años.
6. Mejorar calidad gasto, gastando bien, sin despilfarro ni sobrecostos. Que lo invertido sea útil y perdurable.
7. Disminuir resultado presupuestario deficitario, 3.6 veces peor que 1996, para detener endeudamientos creciendo 2.5 veces más rápido que la economía.
8. Dejar de sustraer dinero del sistema financiero pagando intereses próximos al 11% afectando a productores agropecuarios e industriales.
9. Disminuir déficit en balanza comercial que en 1996 resultaba superavitaria y garantizar que importaciones beneficien a consumidores no a importadores. Sin perjuicios a producción.
10. Eliminar restricciones a competencia estimuladora de competitividad: equiparar internacionalmente tasas y tarifas, abandonar fijaciones de precios, eliminar mono-oligopolios.
11. Ordenar asentamientos humanos hoy caotizados y desordenados, precipitado por abandonarse campos por desaliento agropecuario, hacia barrios en ciudades carentes de servicios.
12. Detener degradación ambiental frente a autoridades que ni siquiera recogen y disponen desechos, domésticos, comerciales e industriales adecuadamente; y menos enfrentan contaminación agroquímica, sónica, visual, etc.
13. Sancionar corrupción, abandonando la deliberada preparación insuficiente de expedientes para producir descargos judiciales; y cumpliendo disposiciones administrativas mandadas por leyes.
14. Encarar efectivamente inseguridad ciudadana, más allá de lo punitivo y represivo, mediante actuaciones ejemplificadoras-éticas, austeras, justas, equitativas y vocación de servicio- de autoridades.
15. Desistir gobernar mediante fachadas y espectáculos, pronunciamientos mediáticos sin sustentación real, por su negativo efecto demostración causado en jóvenes carentes de oportunidades de superación y propensos a caer en vicios derivados de ilegalidades.
16. Reformar y sanear Administración pública conforme ordenan leyes vigentes para liberarla de fuentes de infiltración al combatir ilegalidades
17. Enfrentar descontrol fronterizo y la inadecuada y vacilante política migratoria.
18. Superar arritmia relacionada con políticas internacionales predominantes: ambientales, migratorias, democracia, financiamientos; revisando acuerdos comerciales y prepararse ante vencimiento de salvaguardas establecidas.
19. No obstaculizar la regeneración del sistema de partidos
20. Detener la injerencia en otros poderes del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *